Realeza

Las reglas de etiqueta de la realeza británica que le podemos aprender

Cuando se trata de ser personas apropiadas y sofisticadas, podemos tomar como ejemplo a los miembros de la Familia Real Británica, quienes siguen algunas reglas de etiqueta muy útiles. 

Por Nancy Villarreal

- 16 de Septiembre de 2021 - 14:13 hs

Las reglas de etiqueta de la realeza británica que le podemos aprender (Especial Instagram)

Los nuevos miembros de la Familia Real deben aprender algunas reglas de etiqueta para no fallar al momento de acudir a los eventos más elegantes y cumplir sus responsabilidades. Por ejemplo, para lograr codearse con la reina Isabel II y su estirpe, la princesa Diana tuvo que tomar lecciones con una experta para ser consideradas como parte de la realeza británica.

Saludo con un beso y un apretón de manos 

Saludar gente es algo que personalidades de la Familia Real Británica hacen de una manera muy peculiar. Como Kate Middleton, quien suele seguir las tradiciones locales cuando se encuentra con gente relativamente cercana, como sus amigos y conocidos cercanos, les da un beso en la mejilla y un fuerte apretón de manos. 

Puedes leer: Kate Middleton y Camilla de Cornualles, unidas para desacreditar a Meghan Markle

La forma de salir de los autos

Para cualquier persona, salir de un carro puede ser una acción simple pero que nos hace susceptibles a perder el estilo por un momento. La estrategia que utiliza la duquesa de Cambridge, por ejemplo, es la de sentarse lo más cerca posible de la puerta, para que cuando sea momento de salir se pueda girar el cuerpo con el apoyo de los pies y las rodillas para luego sacar los pies del auto y bajar con un pequeño salto.

El bolso de escote

La princesa Diana de Gales también nos dejó como parte de su legado, una técnica para no perder el porte al momento de bajar de un automóvil: sus famosos bolsos de escote. Lo que hacía Lady Di para proteger sus escotes de esas fotografías reveladoras que tanto buscaban los paparazzi, era cubrir su pecho con sus bolsos de mano. Algo simplemente genial.

El modo de sentarse

Algo muy importante para mantener la buena imagen de la realeza británica es la postura. Al momento de permanecer sentados durante los eventos o fotografías oficiales, deben mantenerse rectos y dejando una distancia del ancho de un huevo entre sus espaldas y el respaldo de su silla, nunca deben estar totalmente recargados. Las piernas de las mujeres deben permanecer juntas y con una leve inclinación para que los vestidos no se vuelen con el aire. 

Doblez en las servilletas

A la hora de la cena, los miembros de la Familia Real esperan hasta que el o la anfitriona doble su servilleta a la mitad y la coloque sobre su regazo, para hacerlo ellos también. Cuando necesitan limpiarse las manos o la boca, lo hacen con el interior del pliegue para que su ropa no se manche. 

Las copas de vino

Cuando la reina Isabel II y su descendencia comparten un poco de vino, el modo correcto de agarrar sus copas es por el tallo de este trasto, pues así evitan que el líquido en su interior se caliente con el calor de las manos. Además, este modo de sostenerlas es mucho más estético y en el caso de las royals que usan lápiz labial, deben beber siempre del mismo lugar. 

Puedes leer: Kate Middleton y su régimen alimenticio; la dieta especial de la esbelta duquesa

Las palabras prohibidas

Si alguna vez quieres viajar al Reino Unido y mezclarte con su sociedad, lo mejor es que recuerdes estas ocho palabras que la realeza británica no pueden decir ni escuchar. La lista es esta: perdón, baño, sofá, sala de estar, papá, perfume, patio y por último, no se puede hacer referencia a las partes íntimas masculinas. 

Síguenos en

En esta nota

  • Familia Real
  • Realeza británica

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las celebridades, glamour y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Realeza